viernes, 21 de diciembre de 2012

Mi Embarazo


Me tomaba una Coca Cola mientras charlaba con una compañera y amiga en el descanso de un curso sobre igualdad al que asistíamos en el trabajo. De repente me empecé a sentir mal, algo no iba bien. Mientras me giraba le dije a mi compañera que iba al baño y solo recuerdo que ella me dijo que también iba. Ya no recuerdo mas, lo siguiente que supe es que estaba en el suelo, me dolía todo y mi amiga gritaba pidiendo ayuda porque había sangre por todas partes. 

Me desmayé, en mi caída fui a dar contra la esquina de una mesa y a resultas de ese golpe hoy conservo mi cicatriz, dejé atrás severos hematomas y contusiones, dientes astillados y contracturas musculares. En urgencias, y antes de que me hicieran nada, tuve la precaución de avisar que desde hacía un mes habíamos decidido comenzar con la búsqueda del bebé. Las pruebas no mostraron evidencias de embarazo alguno y así me lo hizo saber el enfermero de turno a voz en grito: "¡No, mi niña, tu no vas a tener ningún hijo!". Tres semanas después descubrí que tanto las pruebas como el enfermero estaban completamente equivocados. 

Recuerdo las primeras semanas de mi embarazo como algo borroso, un nubarrón con muchos dolores y con mucha tristeza. Estaba amoratada, casi no podía moverme sin sentir dolor en alguna parte del cuerpo y me derrumbaba cada vez que veía mi cara en el espejo por accidente pues estaba muy hinchada y con moretones. Vamos, que parecía que me habían dado una soberana paliza. 

Cuando supe que estaba embarazada todo cambió, llegaron la luz y los colores de nuevo a mi vida, todo lo demás dejó de importar. Me hice la prueba de embarazo dos veces porque no nos lo podíamos creer y todo cobró sentido. En ese preciso momento supe a ciencia cierta que mi hijo sería varón y que se llamaría Iker. Un niño que llegaba con fuerza y con mucho entusiasmo a nuestras vidas. Así, sin mas. Sin explicaciones razonables, lo supe.

Debido a mi caída me administraron medicación no apta para embarazadas y me sometieron a un montón de pruebas contraindicadas así que el miedo y las dudas eran muchas. Pasé dos veces por la amniocentesis, la primera por decisión propia y la segunda porque "el laboratorio no tenía un resultado válido", ni bueno ni malo, no había resultado. 

A mediados del segundo trimestre me diagnosticaron Diabetes Gestacional con "Fenómeno del Alba" incluido. Caminaba, subía y bajaba escaleras a diario, iba a natación también a diario, cumplía con la dieta establecida para dicha diabetes y aún así no pude evitar el pinchazo de insulina de todas las noches. 

Pero recuerdo mi embarazo como el más feliz, lleno de ilusiones y esperanza, rebosaba vida. Experimenté mil y una nuevas sensaciones, conocí a otras mujeres que también estaban embarazadas y a quienes hoy sigo viendo junto con sus hijos. Son recuerdos inolvidables que siempre irán de la mano. Aprendí y sigo aprendiendo sobre el nuevo mundo que se abrió ante mi que es el de la maternidad. Y ni se imaginan la de veces que pensé en entrar con mi gran panzota cada vez que pasaba por delante de aquel hospital donde fui a urgencias tras mi desmayo solo para darle la buena nueva a aquel enfermero indiscreto y gritón. De hecho, hoy no puedo evitar seguir pensándolo.

Me empeñé sin ser del todo consciente de tal empeño en ser feliz, en rodearme de luz y color, o tal vez era mi hijo quien lo irradiaba desde dentro. Y como ya se sabe, lo bueno atrae a lo bueno, la luz atrae a la luz...

24 comentarios:

  1. uff la verdad es que no tuviste un embarazofacil, pero lo importante es que todo salio bien y guardas un dulce recuerdo a pesar de todo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que lo que me ocurrió no lo veo como malo, de alguna manera todo tomó sentido después ;)

      Eliminar
  2. Tu cuerpo te mandó una señal un poco accidentada, pero señal al fin y al cabo!
    Me alegro de que el enfermero indiscreto se equivocase ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, también fue mala suerte caer donde caí pero podría haber sido incluso peor. Uno de los chicos de la ambulancia me dijo que había tenido mucha suerte pues hay a quien le ocurre un desmayo de estos mientras conduce...
      Besos

      Eliminar
  3. Tu Iker llega con bombos y platillos eh!!.
    Debiste tener hartos miedos por las pruebas y la medicación.
    Afortunadamente todo salió bien y su sonrisa hoy te lo confirma.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal y como les gusta a los Leo jajaja. Hoy estoy muy feliz por el hijo tan lindo que tengo, por dentro y por fuera ;)
      Besos

      Eliminar
  4. Que bien que toda la historia resultó bien y tu Iquer nació sanito y precioso!!!.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es todo un campeón con mucha fuerza y alegría ;)
      Un besazo!

      Eliminar
  5. Ufff vaya embarazo, pero lo importante es el resultado. Jajajaja tambien querria buscar al enfermero en tu lugar!!Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te puedo asegurar que nunca olvidaré su cara... ;)
      Saludos

      Eliminar
  6. Wow q impresion! Bendito Dios q tu bebe salio' sano y salvo de todo eso!! Y tambien tu'!
    Bendiciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y nunca mejor dicho, mi bebé siempre ha sido muy sanito y pensar la de cosas que se me pasaron por la cabeza por aquellos días. Afortunadamente ahora vivo y disfruto lo bueno ;)
      Gracias!

      Eliminar
  7. Vaya inicio de embarazo...jo...pero gracias a Dios que ahora está todo fantástico. Gracias por compartir tu experiencia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por estar aquí para leerla. Un fuerte abrazo! ;)

      Eliminar
  8. ¡Qué bonito Yaneth! Sin duda todo vale la pena cuando se trata de un hijo. Te diste una leche de las buenas pero seguramente era el peque avisando de que ya estaba ahí, con carácter desde el minuto 1!! jajaja besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura de que fue su aviso. A veces me acaricia la cicatriz con ternura y asombro aunque no sabe nada pero a veces parece que lo supiera... ;)
      Besos

      Eliminar
  9. madre mia que comienzo pero lo bueno de todo es que al poquito supistes que estabas embarazada y que tu peque nacio sanito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pronto llegó la luz y los miles de colores. Es lo mejor de todo ;)

      Eliminar
  10. Lo importante es que tuvo un final feliz. Por un hijo se pasa todo lo que haga falta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso estoy segura también. Siempre encontramos fuerzas y ellos siempre nos recompensan ;)

      Eliminar
  11. No tuvieron que ser fáciles tus primeros meses, menos mal que el tiempo y seguro que la sonrisa de Iker te hace mantener esos recuerdos lejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son recuerdos que no he olvidado, mas bien diría que los veo de otra manera y que no quiero olvidarlos.

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Una de muchas pero esta es la mía ;)
      Muchas gracias

      Eliminar